Consejos, ideas y trucos para conseguir empleo

Un paso más en la creatividad del Currículum Vitae

Si te dedicas a algo que tenga que ver con la creatividad, la mejor manera de “venderte” es mostrando en tu currículum vitae un ejemplo de tus trabajos.

Además si luego aprovechas el potencial de los social media para hacerlo viral, refuerzas la marca personal que estás creando.

La verdad es que hay verdaderos artistas, dispuestos a invertir esfuerzo y talento para buscar su oportunidad. Este ejemplo merece la pena:

Hay que llamar la atención. Cuando hay cientos de candidatos para un puesto, lo primero es llamar la atención, conseguir que el seleccionador dedique un minuto a tu currículum y lo deposite en la bandeja de los posibles a entrevistar.

Los portales de empleo en internet saben de la importancia de esto, por eso ofrecen a los candidatos, por un “módico precio”, la posibilidad de destacar su candidatura por encima del resto.

Os dejo un libro publicado por Infojobs y varios recursos que me han parecido interesantes:

100 preguntas comprometidas en una entrevista laboral

El primer contacto viene por por las redes sociales y la confianza se gana en el mundo “físico”

Con un uso adecuado de las redes sociales se pueden hacer muchos contactos. Y de esos contactos seguro que muchos se pueden cultivar y hacer verdadero networking. Este networking te ayudará a “vender tu producto”, en este caso encontrar trabajo.

En la web 2.0 el networking ha tomado un gran protagonismo y es básico saber desenvolverse con personas tanto en entornos físicos (ferias, congresos, conferencias,…) como en entornos virtuales. En el networking siempre tienes que estar dispuesto a dar y ayudar antes que a recibir, los resultados se verán en el largo plazo.

Innovación ¿Por qué no atreverse a hacer cosas que otros no han hecho?

Quizás esto que hemos dicho le resulta muy chocante y extraño a algunas persona que están “aterrizando” en el ámbito digital: “pedir amistad en Linkedin, si no le conozco”.

Hay que atreverse con cosas nuevas. Ai lo que he hecho hasta ahora no ha dado resultados en la búsqueda de empleo, pues puede ser el momento de hacer algo nuevo.

Hay una anécdota que dice que en el examen de filosofía de un profesor, la única pregunta era: “¿Por qué?”. Toda la clase se puso manos a la obra y dispuso la mejor de sus verborreas para poder aprobar el examen: “porque la principal de las respuestas hay que encontrarla dentro de uno…”, “porque las preguntas llevan a las mejores respuestas…”… Cuenta la leyenda que el único diez se lo llevo un alumno que respondió un sencillo “¿Por qué no?”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *