3 formas diferentes de crear un sitio web sin programar

Ya sea para comunicarnos a grandes distancias, disfrutar de una gran variedad de contenido multimedia, aprender de forma interactiva, organizarse en equipos multidisciplinarios y mucho más. Resulta innegable la transformación que ha creado el mundo de internet.

Desde que se ha sucedido esta revolución informática, la forma de crear sitios web ha hecho un giro de 180 grados, donde las diferentes modalidades de negocios o emprendimientos ha posibilitado el acceso de estos recursos a principiantes y no profesionales.

Sin duda es una de las razones principales que ha impulsado el crecimiento de la web en general, y ha permitido que el mundo se beneficie de la gran variedad de contenido disponible en todos los idiomas y formatos.

En este artículo, conocerás los métodos que existen para crear sitios web por ti mismo sin necesidad de saber programar y con detalles mínimos sobre diseño web. Y todo esto sin tener que sacrificar la profesionalidad del sitio mismo ni desembolsar grandes cantidades de dinero.

#1: Gestor de contenido dinámico

En este método, se elige un software gestor que servirá para crear la estructura del sitio, la cual comprende:

  • Estructura de páginas
  • Diseño y estética general
  • Software de funcionalidades específicas
  • Administrador de contenido y publicaciones periódicas

Cabe destacar que existen cientos de opciones de software de este tipo, impulsadas por el auge del código abierto que generalmente, brinda una licencia de uso gratuita sin soporte profesional pero respaldado por la propia comunidad.

Estos sistemas se denominan Sistemas de administración de contenido o CMS por sus siglas en inglés y existen demasiadas opciones para que las pruebes todas, por lo que describiremos la más popular de todas: WordPress.

Seguramente has oído hablar de esta. La misma tiene la particularidad de ser muy amigable con el usuario principiante y al ser la más popular está llena de plugins y plantillas WordPress para que crees tu sitio con la funcionalidad y el diseño que necesites. Con posibilidades infinitas combinándolos y creando soluciones personalizadas para tu negocio y sin necesidad de pagar.

Estos sistemas se instalan sobre tu servicio de hosting o alojamiento web contratado que sí son pagos, pero muy accesibles. Puedes explorar más sobre estos sistemas en catálogos de apps como:

  • Bitnami: Este servicio te permite ejecutar demos, descargar e instalar una copia local y funcional en tu ordenador.
  • Softaculous: No es simplemente un catálogo, sino que puedes gestionar todos los paquetes que quieras usar de forma local para ejecutar pruebas y explorar las opciones disponibles para cada categoría.

La principal ventaja de este tipo de solución es que no necesitas un software local para administrarlo, simplemente debes iniciar sesión desde el navegador web y empezar a crear sin límites. Incluso de forma colaborativa, ya que puedes agregar otros usuarios y ser parte del equipo, cada quien con sus tareas específicas.

#2: Software de diseño local

También existen soluciones que funcionan de forma local, es decir en tu ordenador. Estos sistemas tienen la ventaja de crear sitios web livianos que consumen menos recursos computacionales del servidor web, por lo tanto, menos costosos para tu bolsillo. Sin embargo, pierdes la ventaja de poder editarlos desde cualquier parte del mundo y cualquier ordenador ya que requiere de un software especial instalado de forma local.

Otra de las desventajas es que suele ser software de pago, aunque existen ciertas soluciones gratuitas:

  • Adobe Muse: Incluido en el conjunto de herramientas creativas de Adobe, la llamada Creative Cloud, incluye este maravilloso programa capaz de crear fantásticos sitios web. Incluso con todas las tendencias del diseño al día. No es gratuito por lo que debe pagarse una suscripción.
  • Google Web Designer: Completamente gratuito y creado por el gigante informático que más relevancia ha tenido sobre la transformación de la web en sí. Es flexible y te permite diseñar múltiples elementos como páginas y banners.

Evidentemente estas herramientas resultan más útiles para aquellos que deben crear varios sitios web porque de lo contrario no se justifica el uso.

Cabe destacar la existencia de soluciones híbridas que te permiten obtener lo mejor de ambos mundos. Con plugins como MWuse, puedes vincular ambas soluciones con la potencia y dinamismo de WordPress y el diseño de avanzada de Adobe Muse.

#3: Servicios de creación online

En esta área podemos destacar dos soluciones en cuanto a software, las cuales funcionan de forma similar. Se trata de un servicio en el que se debe iniciar sesión desde el propio navegador, elegir una plantilla hecha por diseñadores y empezar a editarla para conseguir que se adapte perfectamente a nuestras necesidades.

Con una metodología de tipo: arrastrar y soltar, es fácil construir y diseñar páginas que se verán sensacionales sin invertir demasiado tiempo y de forma económica.

Pero la principal desventaja es que no se trata de software descargable por lo que funcionan sobre sus propios servicios de hosting. De esta forma, definen sus propias modalidades de pago, además que se sacrifica versatilidad y funcionalidad avanzada.

De todas formas, puede resultar en una excelente opción para quienes no quieren ocuparse de otros aspectos del mundo web. Claramente hay que hacer un compromiso entre funcionalidad y facilidad.

Algunos de estos servicios pueden ser:

Como has podido notar, aquí solo se presentan algunas de las soluciones disponibles, ya que existen demasiadas alternativas que visitar y probar. Pero si tienes necesidades muy específicas, esto es una clara ventaja para ti, puesto que seguramente encontrarás algo que encaje en tus requisitos debido a la enorme oferta de estos sistemas.

Lo mejor es que muchas son gratuitas y ponen a tu disposición el código fuente para que lo adaptes a tus propias necesidades, esto implica que no necesitas desarrollar algo desde el comienzo, sino que puedes adaptar alguno de estos sistemas, lo cual claramente resulta en una reducción de costos enorme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *