Manda mejor el que antes ha aprendido a obedecer

Quien nunca se ha sometido a normas ajenas, difícilmente conocerá las habilidades necesarias para un buen gobierno. 
Entre otros motivos porque reconocer que la propia opinión no es siempre la última palabra es ya un buen punto de partida para dirigir a personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>