El síndrome del estancamiento laboral

El síndrome del estancamiento laboral es un fenómeno muy extendido y que afecta sobre todo a los profesionales que, tras varios años en la misma compañía, descubren que no tienen oportunidades de evolucionar en el ámbito profesional. También se da en personas con grandes expectativas que buscan un reconocimiento mayor y entre quienes se sienten desmotivados ante un trabajo con tareas repetitivas

Los empleados más vulnerables al estancamiento son los más valiosos para las empresas, ya que se plantean retos muy ambiciosos y los ejecutan en plazos menores.

Los trabajadores pasan por dos fases muy diferenciadas. Atraviesan una primera etapa de entusiasmo, cuando en un momento de su carrera profesional se sienten cómodos porque dominan la tarea o porque están en el comienzo. Y llegan a la apatía o si la sensación anterior no se mantiene en el tiempo. Es entonces cuando se pasa a la etapa del crecimiento.

En general, en la primera fase destacan los empleados que no se plantean grandes retos y tienden a acomodarse en sus puestos de trabajo. Son personas poco ambiciosas en cuestiones de aprendizaje o mejora. Se limitan a cumplir con sus obligaciones y, de este modo, se sienten satisfechas.

Luego llega la siguiente fase, en la que los trabajadores se plantean retos que necesitan superar con esfuerzo. Se sienten insatisfechos con su trabajo, ya que están motivados mientras el reto es grande, pero conforme se alcanzan los objetivos, el impulso empieza a decaer.
El artículo original se puede consultar en eroski consumer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>